sábado, 5 de agosto de 2017

La presente guía nace en el seno de la Asociación de Fisurados y Labio Leporino de Castellón,
Valencia y Alicante (AFICAVAL), con la intención de que sirva de ayuda para aquellos padres y
madres que conocen que su hijo va a nacer o ha nacido con la malformación congénita
denominada labio leporino y/o fisura palatina.



Secuencia de realización del método de exploración Clínica
Volumen-viscosidad  (MECV-V), según Clavé P. (2006)
Para evaluar los dos elementos más importantes y significativos de la deglución (eficacia y seguridad) se ha evidenciado la necesidad de dos grupos de métodos diagnósticos: los métodos clínicos y la exploración clínica de la deglución, por un lado, y las exploraciones complementarias específicas, por otro. Sin embargo, no existe un consenso en cuanto a su idoneidad de uso según el caso. Un test que sí se ha demostrado útil en la clínica es el método de exploración clínica Volumen-Viscosidad (MECV-V), empleado para detectar las posibles aspiraciones silentes y basado en la observación de las reacciones de tos, asfixia y alteración de voz.


Método de exploración clínica volumen-viscosidad (MECV-V) Es un test que se ha mostrado muy útil en la clínica es el método de exploración clínica volumen viscosidad (MECV-V), desarrollado por el Dr. Clavé y su equipo (2006). Es un método clínico que permite identificar precozmente a los pacientes con disfagia orofaríngea, y por tanto con riesgo de presentar alteraciones de la eficacia y seguridad de la deglución que podrían desencadenar en el paciente desnutrición, deshidratación y aspiraciones. Este test se basa en el hecho de que en los pacientes con disfagia neurógena la disminución del volumen del bolo y el aumento de la viscosidad mejoran la seguridad de la deglución.


Con alimentos viscosos se aumenta la resistencia al paso del bolo y el tiempo de tránsito por la faringe, a la vez que aumenta el tiempo de apertura del esfínter cricofaríngeo. Por este motivo, en pacientes con disfagia neurógena o asociada a la edad, o con deglución retardada, la prevalencia de penetraciones y aspiraciones es máxima con los líquidos claros, y disminuye con la textura néctar y pudding. El MECV-V utiliza bolos de tres viscosidades y tres volúmenes diferentes. Mediante este método se pueden detectar de una forma segura para el paciente los principales signos clínicos que indican la existencia de un trastorno de la deglución. Es un método sencillo y seguro que puede ser aplicado en la cabecera del paciente en contexto hospitalario, pero también de forma ambulatoria, y que puede repetirse las veces necesarias de acuerdo con la evolución del paciente. 

La exploración clínica de la deglución mediante el MECV-V está indicada ante cualquier paciente en el que se sospeche disfagia orofaríngea, o bien en pacientes vulnerables que podrían tener riesgo de presentar un trastorno en la deglución. Este método de screening, además de especificar algunos de los signos más frecuentes e importantes de la disfagia, también nos orienta sobre cuáles son la viscosidad y el volumen más adecuados para compensar al paciente y alimentarlo de una manera segura y eficaz. Asimismo, nos sirve como criterio de selección sobre qué pacientes deben ser estudiados con una exploración instrumental como la fibroendoscopia de la deglución (FEES) o la vídeofluoroscopia (VFS), con una alta correlación clínica con ambas exploraciones.

Artículos referenciales:




 Libro clásico de indispensable lectura para los psicólogos y profesionales afines que desean conocer las nociones básicas sobre psiquiatría, la psicopatología de la infancia y la adolescencia; además este libro mantiene los criterios de diagnóstico y que se podría pensar en que han cambiado totalmente; sin embargo estos trastornos infantiles se han diversificado y/o modificado agregándose a la clásica psiquiatría infantil y desde nuevos abordajes.!!!! Buen libro...


Esta interesante página española, hace una recopilación de diversos protocolos relacionados con la fonoaudiología, terapia de lenguaje y logopedia, un muy buen aporte a la investigación y a la ayuda diagnóstica.

Agradecimientos a: https://logopedicum.com.

lunes, 10 de julio de 2017

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno en frecuente desde temprana edad quien lo padece hace pausas al respirar cuando está dormido o presenta una respiración superficial. Estas pausas pueden tener lugar más de 30 veces por hora, debido a que las vías respiratorias se estrechan o se bloquean durante el sueño. El problema es que los afectados tienen un sueño de mala calidad y sufren una marcada sensación de cansancio diurno.

Sin embargo, el cansancio no es la única consecuencia de la apnea obstructiva del sueño. Son múltiples los estudios que han intentado averiguar los problemas cognitivos que se presentan en estos pacientes. Recientemente, un estudio publicado en la revista Respirology por Bucks, Olaithe & Eastwood ha intentado aclarar esta cuestión. Para ello, los autores han analizado varias revisiones sistemáticas sobre el tema (meta-revisión) concluyendo que los pacientes con este tipo de apnea suelen mostrar desde déficit en la atención sostenida y vigilancia (como lo que necesitamos para permanecer centrados en una actividad durante un tiempo prolongado) hasta fallos en la memoria a largo plazo visual y verbal, es decir, la capacidad para recordar cosas aprendidas hace tiempo tanto en forma de imágenes como en palabras. Además también se han comprobado alteraciones en las capacidades constructivas y visoespaciales, como por ejemplo al hacer un rompecabezas y problemas en las funciones ejecutivas, necesarias para planificarse o resolver problemas.

A pesar de dichas investigaciones, los científicos aún no saben con claridad el efecto de la apnea sobre la memoria de trabajo, la memoria a corto plazo o el funcionamiento cognitivo global.

Lo que sí se deduce de los estudios revisados es que el tratamiento con presión positiva continua en las vías respiratorias parece mejorar algunos de esos síntomas (funciones ejecutivas y memoria), además de mejorar la calidad del sueño.


En marzo del 2017 en un estudio publicado por Philby, M. Et. al. en la revista Scientific Reports 7, Article number: 44566 (2017),  y titulado "Reducción de los volúmenes regionales de materia gris en la apnea obstructiva pediátrica del sueño", han comparando  niños entre 7 y 11 años de edad que tienen apnea obstructiva moderada o severa del sueño a los niños de la misma edad que durmieron normalmente, encontró reducciones significativas de la materia gris (células del cerebro implicadas en movimiento, memoria, emociones, discurso, percepción, decisión, actuación y auto-control) en varias regiones de los cerebros de los niños con apnea del sueño.



Artículos referenciales:

ARTÍCULO ORIGINAL:

- Philby, M. F. et al. Reduced Regional Grey Matter Volumes in Pediatric Obstructive Sleep Apnea. Sci. Rep. 7, 44566; doi: 10.1038/srep44566 (2017).


lunes, 26 de junio de 2017

Por muchos años, los científicos aseguraron que nuestras papilas gustativas en la lengua eran capaces de registrar sólo cuatro sabores elementales: salado, dulce, agrio y amargo. Hace ya más de siete años, sin embargo, se rendían a las evidencias y añadieron el umami, un gusto salado frecuentemente asociado al glutamato monosódico (Ajínomoto).

Ahora empiezan a acumular indicios de que los alimentos ricos en carbohidratos también pueden provocar un sabor único, sugiriendo que el almidón puede ser un sabor fundamental de pleno derecho. Esta "amidez" podría explicar por qué puede ser tan difícil resistir el deseo por los carbohidratos.

"Toda cultura tiene una importante fuente de hidratos de carbono complejos. La idea de que no podemos sentir el sabor de lo que estamos comiendo, no tiene sentido," defiende Juyun Lim, de la Universidad Estatal de Oregon, principal defensora del sabor que tiene el almidón.

El nuevo sabor es el "AMIDO". Y eso puede ayudar a explicar por qué nos gusta tanto comer carbohidratos, es decir el gusto por el arroz, pan, fideos o harina. 

La base científica menciona que los carbohidratos complejos, o carbohidratos, están hechos de cadenas de moléculas de azúcar y son una importante fuente de energía en nuestras dietas. Sin embargo, los científicos tienden a ignorar la idea de que podríamos ser capaces de sentir el sabor del almidón de forma específica, dice Lim. Como las enzimas en nuestra saliva rompen el almidón en cadenas más cortas y azúcares simples, la ciencia ha asumido que detectamos el almidón sintiendo el sabor de esas moléculas dulces.

Lim, desbancó esa hipótesis dando diferentes tipos de carbohidratos a voluntarios - ellos fueron capaces de detectar el sabor de almidón en soluciones que contenían tanto cadenas de carbohidratos largos como cortas.

"Ellos llamaron el gusto de"amidez. "Los asiáticos dicen que se parece a arroz, mientras que los caucásicos lo describen como tipo pan o pasta, es como comer harina," cuenta Lim.

Más importante, los voluntarios continuaron sintiendo el sabor de la harina cuando tomaron un compuesto que bloqueaba los receptores de la lengua que detectan los sabores dulces, lo que indica que podemos sentir los carbohidratos antes de que se hayan roto completamente en las moléculas de azúcar.

Otro sabor recientemente identificado, pero que todavía no es oficial, es el kokumi, que sería el sabor de los alimentos con poca grasa. Los gustos de calcio, de bebidas gaseosas, de la grasa, de metal en la sangre y de aminoácidos, también están siendo investigados para probar si poseen papilas gustativas especializadas para el reconocimiento de estos nuevos sabores.

Artículos referenciales:

- Lapis TJ, Penner MH, Lim J. Evidence that humans can taste glucose polymers. Chem Senses. v. 39(9), p.737-47, 2014.


martes, 30 de mayo de 2017


Los niños con síndrome de Down presentan una gran variedad de personalidades, estilos de aprendizaje, niveles de inteligencia, apariencias, sentido del humor. Por otra parte, el síndrome de Down confiere a los niños una apariencia física particular que se caracteriza por ojos almendrados y orejas pequeñas y ligeramente dobladas en la parte superior. Suelen tener la boca y los labios puede ser pequeña, lo que hace que la lengua parezca grande. La nariz también puede ser pequeña y hundida en el entrecejo. Algunos bebés con síndrome de Down tienen el cuello corto y las manos pequeñas con dedos cortos. En general, los niños con síndrome de Down son niños muy cariñosos y con una inteligencia emocional excepcional.

Información bibliográfica

sábado, 27 de mayo de 2017

Desde los años 1860 según la gran mayoría de las referencias bibliográficas sobre neurología refieren que Paul Broca y Carl Wernicke describieron que la expresión y comprensión del lenguaje se llevan a cabo por las neuronas en dos regiones del cerebro que reciben sus nombres: el área de Broca y el área de Wernicke respectivamente. Y así es como aprendemos desde hace más de 156 años. Sin embargo, estas afirmaciones no coincide con los resultados encontrados en la actualidad.


Tal es el caso que en el 2016 Tremblay y Steven concluyeron que estudios muestran que no hay definiciones consistentes de área de Wernicke y de Broca; y que Huth y cols. revelaron unos mapas semánticos que no necesariamente se encontraban en las mencionadas áreas.  Ya en el 2015 hubo algunos estudios, por ejemplo el titulado “redefiniendo el rol del área de Broca”, por Flinker, que también postulaban lo mismo en sus publicaciones en las mejores revistas del mundo.
Tal es así que el lenguaje es mucho más complejo de lo que se supone. Hay muchas áreas que de control distribuidos por todo el cerebro, frontal, parietal, temporal, ganglios basales, tálamo y el cerebelo. Cada palabra hablada o escuchada activa neuronas en una región específica del cerebro, y que las neuronas del área de Broca, no necesariamente estarían activas cuando se habla en voz alta. En otros estudios también refieren que sólo el 2% de los especialistas de la Sociedad de Neurobiología del lenguaje están de acuerdo en que la teoría de Broca y Wernicke es la mejor para explicar el lenguaje, ni donde realmente se encontrarían.  Sin embargo, se continúan haciendo y apareciendo en muchos artículos la teoría clásica.

En el siguiente vídeo encontraremos ¿Dónde están exactamente las palabras en su cabeza? ya que científicos han creado un mapa interactivo que muestra qué áreas del cerebro responden a escuchar diferentes palabras. El mapa revela cómo el lenguaje se extiende a lo largo de la corteza ya través de ambos hemisferios, mostrando grupos de palabras agrupadas por el significado. El hermoso modelo interactivo nos permite explorar la compleja organización de los enormes diccionarios en nuestras cabezas.



Artículos referenciales:



sábado, 13 de mayo de 2017

HISTORIA DE LA FONOAUDIOLOGÍA EN LA ARGENTINA

Prof. Dr. Renato Segre 
Los orígenes de la Fonoaudiología en la Argentina, según la ASALFA (Asociación Argentina de Logopedia, Foniatría y Audiología), data de los años 1934, en donde en el Hospital Durand, Servicio de Malformaciones, se contrata a la logopedista Emilie Fick, de origen belga, para asistir a pacientes con trastornos de la resonancia, colaborando con ella la que en ese momento fuera Profesora de Sordos, Ethel Wells Achard de Píccoli. Luego en el año de 1937, El Dr. Santiago Arauz crea en el Servicio de O.R.L. del Hospital Rawson la “Escuela Municipal de la Fonación”. Ya en el año de 1939, el Dr. Santiago Arauz y la Sra. Ethel Wells Achard de Píccoli (quien iniciara su carrera destacada como Fonoaudióloga) presentan en el Congreso de Sociología y Medicina del Trabajo, el artículo científico titulado “Higiene de la voz Profesional”.

En 1943, el Dr. Renato Segre colabora en un Curso de seis meses de duración en la Facultad de Medicina de Rosario, Santa Fe. Se otorga a las egresadas no médicas el título de Foniatra. Esto llevó por muchos años a confusión, designándose erróneamente al profesional Fonoaudiólogo con un título que le corresponde al médico que se ocupa de las Patologías de la Voz.

Dr. Eduardo Enrique Casterán
Ya en el año 1947, se crea en Buenos Aires el “Instituto de Foniatría” para la atención de personas que padecían trastornos de la voz y el lenguaje, dependiente de la Secretaría de Salud Pública de la Nación. A su vez en 1948 se crea el “Curso de Reeducador Fonético” en el Instituto de Foniatría de Salud Pública, creado por el Dr. J. R. Carrillo, quien era Ministro de Salud Pública de la Nación. Tuvo vigencia hasta el año 1968, fecha en que se fusionó con el “Curso de Fonoaudiología” dictado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Bs. As. También en el mismo año se crea la Fundación de ASALFA comandada por el Dr. Eduardo Enrique Casterán, junto a un grupo de profesionales médicos y Dr. educadores, quienes lo fundan el 12 de mayo, denominándola “Sociedad Argentina de Logopedia y Foniatría”. Dos años después, con la obtención de la personería jurídica, cambia su nombre por el de Asociación Argentina de Logopedia y Audiología, de carácter mixto y eminentemente científico. La Argentina fue el primer país de Latinoamérica que formó profesionales a los que hoy llamamos Fonoaudiólogos. Asimismo ASALFA es la asociación profesional más antigua en el área de Logopedia, Foniatría y Audiología con respecto a sus similares latinoamericanas.

En el año de 1949 el Dr. Juan Manuel Tato, crea el "1º Curso Regular Universitario de Fonoaudiología" con carácter de nivel básico; en el siguiente año, se inician las publicaciones de trabajos científicos en el Boletín hasta el año 1954, y a partir de 1955 se crea la Revista FONOAUDIOLOGICA.

Prof. Dr. Juan Manuel Tato
Un dato muy interesante es que en el año de 1952 se crea la “Escuela de Otoneurofoniatría” en la Universidad del Salvador, como especialidad médica en la atención de Patologías de la Comunicación Humana, y en 1955 se funda APFA con el fin de atender aspectos profesionales no contemplados en la reglamentación vigente. Posteriormente en 1961 se crea SOLOFAL, más tarde denominada ASOLOFAL (Asociación de Logopedia, Foniatría y Audiología del Litoral).
Al año siguiente, por iniciativa del Dr. Julio Bernaldo de Quirós se implementan los Cursos Superiores de Postgrado de Licenciado y Doctorado en Fonoaudiología, en la Universidad del Museo Social Argentino.

En los años de 1963 se crea ACUFO (Asociación Cuyana de Fonoaudiólogos). Argentina es sede del 1º Congreso de Foniatría, Logopedia y Audiología, en Latinoamérica, Rosario, Santa Fe. También se crean distintas Asociaciones en todo el país, representando a Córdoba, Santiago del Estero, Río Cuarto, La Plata, Mar del Plata, Salta, Bahía Blanca, San Luis, Mendoza, Entre Ríos, Rosario, Santa Fe, San Nicolás, Jujuy, San Juan, Chaco y Pergamino.
El 25 de Mayo de 1965, siendo Presidente de ASALFA el Dr. Julio Bernaldo de Quirós, funda la Federación Latinoamericana de Sociedades de Foniatría, Logopedia y Audiología, con el fin de estrechar vínculos entre los países.
En la Universidad del Museo Social Argentino se crea la Facultad de Ciencias de la Recuperación Humana para la formación de Fonoaudiólogos, Licenciados y Doctores en Fonoaudiología, dependiente de la misma Universidad en 1971.
El 12 de Mayo de 1973, día de la fundación de Asalfa, es declarado por decreto presidencial "Día de la Fonoaudiología Argentina”, resultado de una gestión realizada por APFA.
En el año de 1979 se funda la Federación Argentina de Asociaciones de Foniatría, Logopedia y Audiología; al año siguiente la APFA cambia su denominación por AFA (Asociación Fonoaudiológica Argentina).
En 1994 se reúnen ASALFA, AFOMU (Asociación de Fonoaudiólogos Municipales) y AFA para tratar como tema central la elaboración del anteproyecto de “Ley del Ejercicio Profesional de la Fonoaudiología en la República Argentina” actual, pero inadecuado para el quehacer del Fonoaudiólogo. Ley de Medicina 17.132. En el mismo año se reúnen la AFACIMERA, en las 1º Jornadas de la Asociación de Facultades de Ciencias. La FACAF (Federación Argentina de Colegios y Asociaciones de Fonoaudiólogos) ya con la tramitación pertinente para la obtención de su Personería Jurídica. El cambio de nombre tuvo como fin preservar y jerarquizar la identidad y protagonismo de los Profesionales Fonoaudiólogos.
El Día oficial del Fonoaudiólogo, como tal, se instituyó el día 12 de mayo de cada año como el "Día del Fonoaudiólogo", en conmemoración al aniversario de la creación, el día 12 de mayo del año 1948, de la primera Entidad Científica Fonoaudiológica Argentina -ASALFA– por Decreto 2338, de fecha 11 de noviembre de 1999 (Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires).


HISTORIA DE LA MOTRICIDAD OROFACIAL ARGENTINA

                La Motricidad Orofacial en Argentina comienza a desarrollarse en 1969, donde trabajaron en conjunto Odontólogos y Cirujanos en investigaciones sobre las malformaciones maxilofaciales, que eran responsables de ciertos problemas de comunicación oral haciéndose necesaria la integración de un Fonoaudiólogo.
En este país el fonoaudiólogo puede realizar diagnósticos, terapia y atender alteraciones de la voz, audición, deglución y lenguaje. Participa en prevención primaria, secundaria y terciaria, es decir, impide la aparición de la enfermedad, trata de evitar sus consecuencias y rehabilita las secuelas que causó la enfermedad.

Proyecciones del área

Si bien la carrera de Fonoaudiología ha tenido un notable auge en los últimos cinco años, aún es necesaria la presencia de más fonoaudiólogos para poder suplir la gran cantidad de población existente en nuestro país. Ámbitos como la prevención e investigación de la Motricidad Orofacial no se han extendido en toda su capacidad, y ambas corresponden a campos de acción donde se puede avanzar mucho, llegando incluso a ayudar aumentar la conciencia de la población sobre la existencia en el Área de Motricidad Orofacial.
Comparando el desarrollo de la Motricidad Orofacial en Chile con otros países como Brasil o Estados Unidos, vemos que queda mucho qué hacer. Temas como la Estética Facial, perteneciente a la Motricidad Orofacial nunca se ha implementado como área propiamente tal en nuestro país por Fonoaudiólogos (Fernández, A., Entrevista, 2011).
Según la encuesta realizada por nuestro grupo de trabajo, el Área de Motricidad Orofacial es por lejos el campo que la población menos conoce sobre la Fonoaudiología. De los 98 encuestados, 86 no conocen esta área, y es tarea de todos nosotros como futuros fonoaudiólogos el informar a la población.

Breve reseña del nacimiento y desarrollo de la Fonoaudiología y del área de MO en Argentina

Resultado de imagen para norma chiavaro fonoaudiologa
Prof. Lic. Norma Chiavaro
Esta reseña es un relatado breve de la Prof. Lic. Norma Chiavaro (Presidente Fundador ALDE - Profesora Universidad del Salvador). Norma menciona en la presente que, la Fonoaudiología argentina surge como curso que se organiza en la Universidad de Buenos Aires al crearse la primer cátedra de ORL en los inicios de la especialidad médica coincidente con la llegada a Buenos Aires del Dr. Segré desde Francia luego de la segunda guerra mundial, donde se habían realizado las primeras intervenciones laríngeas y por lo tanto había que contar con recursos humanos que pudieran trabajar en lograr la fonación de esos pacientes recuperados por la medicina.

Es así que se inicia un curso para enseñar anatomía y fisiología de laringe a personas cultas con estudio que se vieran interesadas en dicha formación.
Por otra parte se estaba realizando en Europa las primeras cirugías reconstructivas de Fisuras labio-palatinas por el cirujano Dr. Victor Veu, concurren a la Argentina para mostrar y enseñar estos nuevos abordajes quirúrgicos al Hospital Durán de Buenos Aires  y es entonces que concurre también una Logopeda Sueca que se dedicaba a rehabilitar la comunicación de estos pacientes operados. Todo esto en la década del 40, lamentablemente no puedo precisar bien las fechas ni recuerdo el nombre de aquella logopeda de la cual aprendieron estas primeras fonoaudiólogas, hoy alguna de ellas fallecida como la Prof. Lic. Etherl Weills de Piccoli quien se dedicó a Voz y a FLAP  y otras aun enseñando como la Prof. Lic. Berta Derman quien se dedicó al Lenguaje realizando la primera clasificación de los retardos del Lenguaje junto al Dr. Juan Azcoaga y la primera clasificación de la Parálisis Cerebral junto al Dr. Jaime Citrinovitz, (mis maestros), a este primer grupo perteneció también la Prof. Lic. Matilde Lauberer quien se dedicó a Audición y  la Prof. Lic. María Luisa Segovia quien fuera quien abrió verdaderamente el campo de relación entre la Odontología y la Fonoaudiología con su libro "Deglución Atípica" ampliamente difundido y conocidos por todos nosotros españoles y latinoamericanos.
En realidad estas primeras cursantes generaron las bases del desarrollo de la Fonoaudiología latinoamericana, argentina y de todos los países aledaños, Brasil, Chile, Bolivia etc. Ellas viajaron mucho y generaron los cimientos de esta nueva profesión que fue perfilando las áreas que hoy tenemos y que permitieron junto a importantes médicos especialistas en ORL, cirujanos y demás promover el avance de la Fonoaudiología (término que surge de ese grupo inicial de médicos que conformaron la 1er Cátedra de ORL de la Universidad de Buenos Aires, nombres inmortales como Tato, Bello, Araoz, Segré)
Hoy en día las áreas están reconocidas y la Motricidad Oral se denomina "Fonoestomatología" término que se utilizó en el ámbito académico de la Carrera de Fonoaudiología de la Universidad de Buenos Aires cuando surge la materia organizada y llevada adelante por la Prof. Maria Luisa Segovia y a la cual me invita a participar en la década del 90. 
Por lo tanto con esta denominación “Fonoestomatología” se decide por consenso académico denominar al área. En 2011 se inicia la especialidad en Fonoestomatología en la misma Universidad, carrera que aún no cuenta con el aval legal del ente regulador nacional ya que la ley del ejercicio profesional de la Fonoaudiología por ahora no permite la formación de especialistas. En este tema se está trabajando y mucho.
En lo personal paso a integrar el cuerpo docente de la Universidad del Salvador convocada por la Prof. Lic. Ethel Weills de Piccoli en la materia Seminario Odontoestomatológico también por los años 90, materia dictada en conjunto con Odontología, luego se abre la segunda materia en el tema Seminario Fonoestomatológico del cual continúo a cargo.
Con el transcurrir del tiempo en 1998 convoco a la fundación de la Academia Latinoamericana de Disfunciones Estomatognáticas con la intención de generar una institución dedicada al área pero no solo argentina sino abierta a Latinoamérica precisamente para promover la integración latinoamericana y difundir y promover el avance científico en el área.
Colaboran en este proyecto odontólogos, médicos, kinesiólogos argentinos y latinoamericanos que participan activamente del mismo pero en especial me acompaña en el proyecto mi querida amiga y colega relevante en el tema y pionera de los cambios y avances del área la Prof. Dra. Irene Quiroz Marchesan y la Prof. Dra. Carmen Fernandez de Isabal, Ortodoncista. Junto a ellas y dentro del XXIV congreso internacional de Círculo Argentino de Odontología se realiza la fundación de ALDE frente a la presencia de más de 250 fonoaudiólogas convocadas de argentina y Latinoamérica, a la cual concurre la Flga. Sharon Toyama y el Klgo. Sergio Bravo Cucci representando a Perú e ingresando como miembros de ALDE ya en ese momento 24 de Octubre de 1998 Buenos Aires Argentina.
Mi agradecimiento será siempre para quienes me acompañaron generosamente en el proyecto y para la Dra. Ana María Ramón de Blanco, odontóloga del Círculo Argentino de Odontología que no solo posibilitó el marco de la fundación como presidente de aquel Congreso internacional, sino que también colaboró con nosotros siempre posibilitando el crecimiento de nuestra institución.
Hoy en día tengo el placer de continuar dictando esta área a Fonoaudiólogos y Odontólogos siempre con el proyecto de la integración de las áreas y de la participación interdisciplinaria del Fonoaudiólogos en equipos de salud donde se aborde al paciente con un quehacer interdisciplinario.
       Las posibilidades de participación del Fonoaudiólogo en la rehabilitación o habilitación de las funciones neurovegetativas y de la comunicación oral en el área de la MO cada día se amplía y mi especial dedicación es la de posibilitar dicha apertura y promover la formación específica de recursos humanos preparados para integrarse a las múltiples demandas que hoy existe. 

miércoles, 12 de abril de 2017

Eugen Bleuder  (1857-1939)
Desde un punto de vista etimológico, la palabra "autismo" se compone de dos términos griegos –"aut"- relativa al "self", al "yo”, e –"ism"- que implica "orientación o estado".

En este sentido, el autismo consistiría en una condición en la que el individuo está totalmente centrado en sí mismo, que fue utilizada por primera vez por el psiquiatra suizo Eugen Bleuler, en un artículo del American Journal of Insanity en 1912, sin embargo, la definición clínica del síndrome autista no apareció hasta el año 1943 con el psiquiatra infantil de USA, Leo Kanner,  el mismo que publicó un artículo con el título “Alteraciones autistas del contacto afectivo” en la revista Nervous Child, en el que describía los rasgos que mostraban 11 de sus pacientes, todos ellos niños, y que coincidían entre sí. Kanner se refería a estos niños con esta descripción:

Leo Kanner (1894- 1981)
"Desde 1938, nos han llamado la atención varios niños cuyas características difieren de forma notable y única de todos los que se conocían hasta ahora, y cada caso merece –y espero que recibirá con el tiempo- una consideración detallada de sus fascinantes peculiaridades” (Kanner, 1943, p. 217). Posteriormente, Kanner tuvo oportunidad de observar a más niños con similares características y utilizó el término "autismo infantil precoz" para denominar tal condición.

Hans Asperget  (1906- 1980)
Asímismo, Hans Asperger, médico pediatra austriaco, realizó un estudio parecido en 1944, pero con un grupo diferente de niños. Esta vez, cuatro infantes atendidos en el Departamento de Pedagogía Terapéutica de la Clínica Pediátrica Universitaria de Viena. Tenían características similares a las descritas por Kanner, pero con una diferencia fundamental: podían hablar. Este síndrome se describió como ‘de Asperger’. Estudio relegado durante 30 años hasta que Lorna Wing usó el termino Síndrome de Asperger en su publicación de 1981.



NOTAS CURIOSAS:

1. En 1954 Kanner empezó a ver que su teoría de las ‘Madres Nevera’ (en donde los progenitores son demasiado ‘fríos’ en su relación con el niño, lo que conduce a que la personalidad del menor se trastorne o no se desarrolle normalmente, ya que todos sus pacientes provenían de familias acomodadas: hijos de médicos, científicos, escritores, periodistas y artistas; es decir, padres y madres ‘demasiado ocupados en sus tareas profesionales’ que mantenían una relación ‘tibia’ con sus hijos) no se sostenía, al darse cuenta al ver que hermanos de niños con autismo, criados por los mismos padres “poco afectivos” no tenían casi nunca ningún problema en la conducta o en la forma de relacionarse con los demás. 
Pero no fue hasta 1971, tras casi 30 años sosteniendo este argumento, que desistió para siempre de este oscuro mito. Leo Kanner escribió el libro "En defensa de las madres" para restar el agravio que durante años se les había dado a estas madres a las cuales se les había asignado el cruel nombre de "Madres nevera". El problema vino porque, aunque Kanner aceptó su error, otros autores, como Bruno Bettelheim, volvieron a portar la bandera de esta absurda teoría térmica.

Primer autista diagnosticado: Donald Triplett

2. Donald Triplett a los 77 años de edad, actualmente tiene 84 (2017) y es el primer hombre al que Leo Kanner diagnosticó autismo, quien lo describió como una compleja condición neurológica infantil que en aquel entonces se consideraba extremadamente rara, tratada hasta ese momento como esquizofrenia o psicosis. A partir de ahí se descubrieron muchos más síntomas y condiciones sobre el Trastorno del Espectro Autista, se utilizó la palabra “espectro” debido a la cantidad de variables que se encuentran dentro del autista.
A continuación una entrevista al mismo Donald Triplett:



Artículos referenciales:

El autismo. Historia y clasificaciones (Ver)


El autismo 70 años después de Leo Kanner y Hans Asperger (Ver)


Breve revisión histórica del autismo (Ver)


- Revista electrónica Conrado: Principales tendencias en la atención psicoeducativa de niños (as), adolescentes y jóvenes con autismo. Vol.5 número 17. Fecha: 05/01/2009.
- FEAPS Confederación.

martes, 21 de marzo de 2017


Desde la antigüedad se trata de dar una explicación o una razón a diferentes “malformaciones” congénitas; por ejemplo, en Babilonia se encontraron unas tablillas de arcilla (del año 4.000 aC) donde se listan 62 “malformaciones” congénitas humanas. También se han encontrado posibles restos en el Paleolítico (aproximadamente hace 18.000 años) de Taurodontismo,   rasgo bastante común en los dientes del hombre Neandertal y que en menor medida se encuentra en el hombre actual, sobre todo relacionado con el cromosoma extra o con el síndrome Prader Willi.


Una de las teorías más discutidas está relacionada con la cultura Omeca (de 1.500 a 500 a.C. en México). Su cultura está centrada principalmente en el culto al jaguar. Existen algunas representaciones de hombres-jaguar cuyos rasgos se relacionan con los rasgos del síndrome de Down según algunos expertos: como pueden ser la forma de los ojos, las comisuras de la boca, etc.

Algunas cerámicas de las culturas Tumaco – La Tolita (en la actual costa Pacífica entre Colombia y Ecuador) también muestran rasgos relacionados con el cromosoma extra, entre los años 300 y 600.

En la imagen de la derecha se muestra una figura de terracota perteneciente a la cultura Tolteca de Mexico (año 500 dC) que muestra algunos rasgos faciales que sugieren síndrome de Down: como puede ser la forma de los ojos, el puente de la nariz, la boca y la lengua.

Otro dato importante se encuentra en un monasterio de Breedon-on-the-Hill (Noroeste de Leicestershire en Gran Bretaña) se encontró una calavera (del año 700-900) que presenta numerosos rasgos normalmente atribuidos a individuos con síndrome de Down.

Otras representaciones posteriores de personajes con características del síndrome de Down han sido encontradas en diferentes pinturas de Filippo Lippi (1406-1469), en algunas obras de Andrea Mantegna (1430-1506) como “La Virgen y el Niño” o “la Virgen y el Niño con los Santos Gerónimo y Louis de Tolousse”. Se dice que uno de los 14 hijos de Mantegna tenía un cromosoma extra, y también uno de los hijos de sus mecenas, la familia Gonzanga.

 El primer informe documentado de un niño con SD se atribuye a Étienne Esquirol en 1838, denominándose en sus inicios “cretinismo” o “idiocia furfurácea”. P. Martin Duncan en 1886 describe textualmente a “una niña de cabeza pequeña, redondeada, con ojos achinados, que dejaba colgar la lengua y apenas pronunciaba unas pocas palabras”. 
En ese año el médico inglés John Langdon Down trabajaba como director del Asilo para Retrasados Mentales de Earlswood, en Surrey, realizando un exhaustivo estudio a muchos de sus pacientes. Con esos datos publicó en el London Hospital Reports un artículo titulado: “Observaciones en un grupo étnico de retrasados mentales” donde describía pormenorizadamente las características físicas de un grupo de pacientes que presentaban muchas similitudes, también en su capacidad de imitación y en su sentido del humor.

Las primeras descripciones del síndrome achacaban su origen a diversas enfermedades de los progenitores, estableciendo su patogenia con base en una involución o retroceso a un estado filogenético más “primitivo”.

Alguna teoría más curiosa indicaba la potencialidad de la tuberculosis para “romper la barrera de especie”, de modo que padres occidentales podían tener hijos “orientales” (o “mongólicos”, en expresión del propio Dr. Down, por las similitudes faciales de estos individuos con los grupos nómadas del centro de Mongolia). Tras varias comunicaciones científicas, finalmente en 1909 G. E. Shuttleworth menciona por primera vez la edad materna avanzada como un factor de riesgo para la aparición del síndrome. De camino a la denominación actual el síndrome fue rebautizado como “idiocia calmuca ” o “niños inconclusos”.

En cuanto a su etiología, es en el año 1932 cuando el oftalmólogo neerlandés Petrus Johannes Waardenburg hace referencia por vez primera a un reparto anormal de material cromosómico como posible causa del SD. En 1956 Tjio y Levan demuestran la existencia de 46 cromosomas en el ser humano y poco después, en el año 1959 Lejeune, Gautrier y Turpin demuestran que las personas con SD portan 47 cromosomas. (Esto último lo demostró de manera simultánea la inglesa Pat Jacobs, olvidada a menudo en las reseñas históricas).

En 1961 un grupo de científicos (entre los que se incluía un familiar del Dr. Down) proponen el cambio de denominación al actual “síndrome de Down”, ya que los términos “mongol” o “mongolismo” podían resultar ofensivos. En 1965 la OMS (Organización Mundial de la Salud) hace efectivo el cambio de nomenclatura tras una petición formal del delegado de Mongolia. El propio Lejeune propuso la denominación alternativa de “trisomía 21” cuando, poco tiempo después de su descubrimiento, se averiguó en qué par de cromosomas se encontraba el exceso de material genético.

Artículos referenciales:





Blog Archive

David Parra. Con tecnología de Blogger.

Video

Popular Posts

EIMOF Facebook Page

ESTA WEBBLOG SE ACTUALIZA CADA SEMANA CON MÁS NOVEDADES... GRACIAS POR TU VISITA


Social networks

Follow by Email